domingo, 30 de septiembre de 2012

EL AÑO DE LA FE






EXPLICACIÓN DE LOGO: Sobre un campo cuadrado, enmarcado, se representa simbólicamente una barca –imagen de la Iglesia- en navegación sobre olas apenas insinuadas gráficamente cuyo árbol maestro es una cruz que iza las velas con signos dinámicos que realizan el monograma de Cristo; el fondo de las velas es un sol que asociado al monograma hace referencia también a la eucaristía.





AÑO DE LA FE


El día 11 de octubre de 2012 -aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II- al 24 de noviembre de 2013, Solemnidad de Cristo Rey del Universo .

sábado, 29 de septiembre de 2012

29 DE SEPTIEMBRE

SAN MIGUEL, SAN GABRIEL Y SAN RAFAEL

Hoy celebramos la fiesta de los tres Arcángeles que nombra la Sagrada Escritura La palabra Arcángel proviene de dos palabras. Arc = el principal. Y ángel. O sea "principal entre los ángeles. Arcángel es como un jefe de los ángeles.

SAN MIGUEL
 

Este nombre significa: "¿Quién como Dios? O: "Nadie es como Dios".
A San Miguel lo nombre tres veces la S. Biblia.
 La Iglesia Católica ha tenido siempre una gran devoción al Arcángel San Miguel, especialmente para pedirle que nos libre de los ataques del demonio y de los espíritus infernales. Y él cuando lo invocamos llega a defendernos, con el gran poder que Dios le ha concedido. Muchos creen que él sea el jefe de los ejércitos celestiales.

SAN GABRIEL

Su nombre significa: "Dios es mi protector".
A este Arcángel se le nombra varias veces en la S. Biblia.
Al Arcángel San Gabriel se le confió la misión más alta que jamás se le haya confiado a criatura alguna: anunciar la encarnación del Hijo de Dios.



Por eso se le venera mucho desde la antigüedad.

SAN RAFAEL



Su nombre significa: "Medicina de Dios". Fue el arcángel enviado por Dios para quitarle la ceguera a Tobías y acompañar al hijo de éste en un larguísimo y peligroso viaje y conseguirle una santa esposa. Su interesante historia está narrada en el día 7 de febrero. San Rafael es muy invocado para alejar enfermedades y lograr terminar felizmente los viajes

sábado, 22 de septiembre de 2012

CATEDRAL DE SALERMO, ITALIA II

LA BASÍLICA


La iglesia es un edificio macizo, con tres naves,aunque probablemente al inicio eran cinco, y la central tiene una bóveda de cañón, mientras que el transepto presenta armaduras de madera (rehechas en los años cincuenta).

En la parte final de la nave se inserta un coro de madera delimitado por dos ambones sujetos por columnas bizantinas que están decoradas con un revestimiento de piedras polícromas.


 Estos fueron construidos por los arzobispos Romualdo II Guarna y Niccolò D'Aiello. Junto al ambón mayor, está la columna del cirio pascual y al lado de éste surgía la antigua iconostasis, demolida en el siglo XIX.

File:Anderson, Roma - n. 26629 - Salerno - ... - Cattedrale.jpg



Catedral de Salerno (Detalle)

Los pavimentos del coro, del presbiterio y del transepto están realizados también con teselas polícromas; e igualmente fueron realizadas por orden del arzobispo Guglielmo de Rávena en la primera mitad del siglo XII.

Catedral de Salerno (Aspecto destacable)

Al fondo está el altar decorado y al centro del ábside la cátedra episcopal que según se dice perteneció al obispo Alfano I.
Si bien dentro domina un estilo del siglo XV, se han encontrado rasgos de trabajos medievales y en una de las naves laterales hay frescos de la escuela giottesca.

File:Mosaici absidi Cattedrale di Salerno.jpg


 De los mosaicos, todos recreados en 1954 (año milenario de la traslación de las reliquias de San Mateo), son especialmente originales los de la nave central y de la controfachada, que muestra al apóstol y evangelista que da la bendición con el Evangelio.

Archivo: Salerno Kath Chor.jpg
En el ábside derecho está la urna del Papa Gregorio VII que murió en el exilio en Salerno a causa de la querella de las investiduras.



 La preciosa custodia, que ha sido restaurada recientemente, fue realizada en 1954 por comisión de Antonio D'Amico que la donó a la catedral. Se han colocado allí las últimas palabras del pontífice: Amé la justicia y odié la iniquidad, por eso muero en el exilio.

CAPILLA DEL TESORO

Desde la sacristía se accede a la capilla del tesoro, que tiene un techo con frescos y representa el así llamado Paraíso salernitano (a causa de la presencia, en primer plano, de los santos relacionados con la ciudad: Mateo, Fortunato, Gayo, Ante, Bonosio, Gramacio...) obra del pintor Filippo Pennino.



En la capilla se conservan, entre otros, las estatuas en plata del santo patrono, del Papa Gregorio VII, de los mártires salernitanos y la estatua de madera maciza de San José, además de numerosos ostensorios y relicarios (entre los que destaca el Brazo de San Mateo).

Cada 21 de septiembre las estatuas son llevadas en procesión que concluye con la característica “carrera” al subir la escala principal de la Catedral.
Siempre desde la sacristía se tiene acceso al complejo del ex seminario que actualmente hospeda al museo diocesano; allí se conservan numerosas obras como esculturas, objetos litúrgicos y fragmentos decorativos provenientes de la catedral.



Además en el museo hay una exposición de marfiles salernitanos: teselas decoradas en marfil y que representan escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento, que antes decoraban el antiguo altar de la catedral.



LA CRIPTA

File:SalernMateu.jpg

La cripta es de estilo barroco, hecha restaurar en 1680 por Domenico Fontana por orden del rey Carlos III, y hospeda los restos mortales del santo patrono, los restos de los mártires salernitanos Fortunato, Gayo, Ante y Félix y las reliquias de los santos confesores.
En la tumba semienterrada del santo hay una estatua de bronce del mismo, obra realizada en 1605 por el escultor Michelangelo Naccherino.




Todos los frescos del techo son obra del pintor tardo-manierista Belisario Corenzio y representan escenas del Evangelio de Mateo, además de algunos episodios de historia de Salerno (como el Asedio de la ciudad por parte de los franceses).


Los mármoles que encierran las antiguas columnas y las paredes son de la mitad del siglo XVII y son obra de Francesco Ragozzino; en las paredes hay veinte estatuas que representan a san Juan Bautista y a los primeros santos obispos de Salerno.


Precisamente las reliquias de estos últimos están sepultadas en la capilla que toma el nombre de ellos: las urnas, de madera y cristal, están expuestas en vidrieras en la pared y sobre cada una de ellas está escrito el nombre del difunto.
 La de San Bonosio, primer obispo de Salerno (que vivió en la época de Alarico) es la más grande y está situada en el centro.




 La sepultura original, constituida por una lastra de mármol datada en el año 1081 puede verse en el centro del pavimento de la capilla, y es una preciosa fuente que confirma que la cripta ya había sido concluida para esos años.
En la zona este, se encuentra la Capilla de los santos mártires salernitanos que acoge sus s restos. Estos santos fueron asesinados durante el imperio de Diocleciano; Fortunato, Gayo y Ante fueron decapitados en el templo de Priapo que estaba situado junto a la desembocadura del Irno; Félix fue colgado en la localidad Felline, donde hoy hay una iglesia dedicada a él. Los huesos están colocados en dos urnas bajo una rejilla de latón en el centro del pavimento, mientras que los momentos de su proceso, del martirio y de la sepultura definitiva están representados en los frescos del techo. Junto a la rejilla hay un tronco de columna sobre la cual habrían sido decapitados.

Las otras dos capillas a este, a los lados de la de los mártires custodian los restos de las hermanas de san Prisco (obispo de Nocera) que reencontradas por Alfano I en el medioevo, fueron restauradas en los años 60; un espléndido lienzo historiado que representa a la Virgen fue robado del altar. La segunda capilla hospeda la sacristía de la cripta.



La tumba de san Mateo está en el centro de la cripta y representa el Sancta Sanctorum. Se encuentra exactamente bajo el altar mayor de la catedral, está semienterrada y constituida por un amplio baldaquino de mármol que muestra los escudos de los Borbones.
 Sobre este hay una estatua de bronce del evangelista cuando escribe, obra de 1605 del escultor Michelangelo Naccherino.
 Inmediatamente bajo ella, en una celda, está encerrada la caja donde se encontraba el maná de san Mateo.

A los lados del altar, hay ocho candelabros dorados que fueron donados al inicio del siglo XIX por la escuela médica salernitana.
La tumba auténtica se puede alcanzar mediante una escala abierta tras la Segunda Guerra Mundial y visible desde una ventana circular: tiene una disposición muy simple, representado por una lastra de mármol con fragmentos decorativos bizantinos, bajo la cual se conservan las dos urnas con los restos.
 En una columna revestida de cobre y visible desde el fondo de la lastra, se recogía el maná de san Mateo.

jueves, 20 de septiembre de 2012

CRISTOS ROMÁNICOS

EL ROMÁNICO

El Cristo románico es, dentro de la iconografía cristiana, un cristo crucificado con características propias que lo distinguen fácilmente de los demás cristos.
Cristo románico de la capilla Cristo del Milagro en la catedral de El Burgo de Osma (Soria).
Archivo:Burgo de Osma cristo catedral lou.jpg

Representar esta escena de la pasión de Jesucristo deriva de Bizancio. Se trata de poner ne valor no el dolor sino la salvación que supone la muerte en la cruz, la victoria de Cristo sobre la muerte.
La figura de Cristo es muy hierática, no tiene ningún movimiento ni se retuerce de dolor.
Tiene los ojos abiertos, lo cual nos indica que es un Cristo que está vivo. Podremos comprobarlo también en que no tiene herida en el costado, que es una indicación de que el Cristo está muerto.
Está sujeto a la cruz con cuatro clavos. Si fueran solo tres el sufrimiento y la inestabilidad de la figura sería mucho mayor, debería cruzar los pies en ese caso.
Los brazos van perpendiculares a los hombros y no se alzan por encima de ellos impidiendo a la figura respirar correctamente.

Los pies están apoyados de manera que el peso del cuerpo no tira de la figura hacia abajo, impidiendo a la figura respirar correctamente
El cristo no tiene manchas de sangre, quizás pequeños puntos en los clavos, pero no es un cristo que este al borde de la muerte por pérdida del rojo elemento. Parece no tener huellas del maltrato sometido durante la pasión, no lleva corona de espinas. Da impresión de que no quieran comprender como un Dios puede sufrir hasta morir en la cruz.

El paño que cubre su cuerpo suele ser una falda que le tapa por debajo de las rodillas, cuanto más alto se encuentre el paño significa que estamos avanzando en el tiempo, no tapando las rodillas en época gótica y quedando convertido en un trapo en época renacentista o barroca.

En los crucifijos románicos tardíos aparece con frecuencia la cruz de gajos o de árbol sin desbastar, que hace alusión al árbol del pecado cuya consecuencia fue la redención. 


En el panorama de la escultura románica, la imaginería en madera y marfil (eboraria) son frecuentemente olvidadas o relegadas a un segundo término, cuando en realidad forman parte del global mundo artístico y simbólico del románico.

Con gran diferencia sobre otros motivos, fueron la Virgen con el Niño y el Cristo crucificado los más representados a partir del siglo XII y durante gran parte de la Edad Media en la imaginería religiosa.

Estas imágenes se creaban para los altares de las iglesias y llegaron a provocar intensa devoción, ya que para el hombre medieval era más fácil proyectar sus sentimientos piadosos sobre una escultura de bulto redondo, a la vez que solicitarle sus favores.

 En definitiva se lograba "acercar", mediante estas tallas, la divinidad al humilde hombre del pueblo.



CRISTO CRUCIFICADO DEL MONASTERIO DEL SALVADOR
PALACIO DE BENAVER, BURGOS





 Es una imagen románica, de finales del siglo XII.
Es conocido como el Cristo de los ojos grandes.
 El Cristo clavado en la Cruz es una talla de madera policromada que preside la iglesia del convento burgalés.
 Tiene unas dimensiones de 2,76 metros de altura, 2,23 metros de ancho y entorno a 40 centímetros de fondo.




 La pieza mantiene el modelo de Cristo Románico, con los pies clavados por separado, como en el arte bizantino.
 El Cristo, no presenta lanzada en el costado, mantiene los ojos abierto y no muestra signos de sufrimiento, como evidencia de su naturaleza divina.

CRISTO DE SOBRARBE


CRISTO DE ASÍN DE BROTO: "EL CRISTO DEL SOBRARBE"


No es el arquetipo del severo Cristo románico que vemos en los tímpanos representando la segunda venida para llamar a la humanidad a rendir cuentas.

Esta talla transmite más la humanidad del personaje. Su desamparo. Su vulnerabilidad. Es entrañable y conmovedor. Desconozco si esa era la intención de quien le dio forma; pero sin duda es la sensación que a mi llega a través de los siglos.
La tipología y semejanzas con otros vistos me hace pensar que su hechura hay que establecerla en un tiempo a caballo entre finales del siglo XII y principios del XIII.

CRISTO EN MAJESTAD O CRISTO DE BATLLO


Típico crucifijo románico que sigue la tradición hispana de poner cuatro clavos y las piernas en paralelo.
Cristo aparece cubierto con el paño de pureza muy largo, que con el paso del tiempo se acortará.



Los brazos aparecen rectos, no cuelga de ellos.

CRISTO DEL SANTO SEPULCRO DE TORRES DEL RIO,  NAVARRA


Una pequeña joya románica (en tamaño pero no en calidad)
Un Cristo románico de cuatro clavos y corona que se conserva en perfecto estado.




MAJESTAD DE CRISTO EN LA CRUZ


Anonimo catalan


MAJESTAD DE LLUCA MUSEO DE VIC


El Cristo del Románico está vivo, no encontramos ningún signo de la Pasión. No hay latigazos, no hay corona de espinas, no hay sangre. Cristo se muestra vestido, con túnica o fadellín largo, y tiene cuatro clavos. Es un Cristo que vence a la muerte, reina en la cruz.


CRISTO DE SIRESA   XIII




El día 6 de julio de 1995, durante las obras de restauración que se llevan a cabo desde hace cinco años en la iglesia de San Pedro de Siresa por parte del Gobierno de Aragón, se descubrió inesperadamente una soberbia talla en madera de nogal correspondiente a la figura de un Crucificado de época medieval.


Se trata de una escultura trabajada en madera de nogal y policromada que por su gran tamaño y finura de realiziación merece ocupar un lugar destacado dentro de la imaginería de época medieval.
File:Siresa 4.jpg





 Mide 2 metros y 8 cm. de altura, 53 cm de anchura máxima y 31 cm de volumen. Los brazos y las manos son lo más deteriorado de su anatomía, particularmente las manos, que han perdido gran parte de sus dedos, los cuales serían muy largos, tal como se puede averiguar por lo que se conserva.

El brazo derecho y la mano correspondiente, que mantiene el dedo meñique, miden 86 cm de largo; el brazo izquierdo y la mano, que conserva el dedo pulgar, 74 cm.

COLEGIATA DE SANTA MARÍA LA MAYOR, ALQUEZAR




Cristo románico de la iglesia.

CRISTO DE DON FERNANDO Y DOÑA SANCHA

File:Cristo de don Fernando y doña Sancha (anverso).jpg

Este crucifijo de marfil de Doña Sancha y Don Fernando fue donado por los reyes leones al Monasterio de San Isidoro en el año 1063.
Es todo un prodigio de minuciosidad donde se combinan diferentes influencias que van desde la centroeuropea hasta la de Al-Andalus..


CRISTO DE CARRIZO



Tiene una cabeza desproporcionadamente grande, sin rasgos de pasión, dedos largos y pelo rizado.

El Paño de pureza es largo, como marca la tradición románica.
Realizado en marfil


CRISTO ROMÁNICO DE CAPARROSO, NAVARRA




Como comprabereis, se trata de un Cristo vivo, triunfante con la cabeza erguida, ojos abiertos y los brazos horizontales; no hay sufrimiento a pesar de que ya tiene la lanzada del costado.

 En las rodillas no hay flexión y los dos pies apoyan en el supeddaneum independientemente y por tanto, tiene cuatro clavos.

 El costillar muestra horizontalidad. La corona de espinas se sustituye por la corona real.



El perizonium o paño de pureza no tiene ceñidor y anuda en un lateral con un pliegue del mismo paño.

 La lazada recoge el paño y el borde inferior forma una línea línea inclinada que deja al descubierto una de las rodillas mientras la otra permanece cubierta. La cruz es del tipo “arbóreo”.

 En algunos textos lo denominan “en dientes de sierra”.
Hay un detalle que me llamó poderosamente la atención de este Cristo al que he denominado “efecto Gioconda”: cuanto más te acercas, más sonríe.




De lejos no parece apreciarse esa sonrisa, pero fijaros en la sucesión de fotografías.


http://elpasiego.foroactivo.com/t107p15-cristos-romanicos


SIRUELA MI PUERBLO

Se sitúa en el extremo más meridional de La Siberia, sobre el costado de la umbría de la sierra de su nombre, ocupando el centro de un ámbito espacial delimitado por las aguas de los embalses del Zújar y La Serena y las tierras de Ciudad Real.


 A su alrededor, rodeándola en círculo a una distancia media de 15 km., se destribuyen las pequeñas localidades de Sancti Spíritus, Garlitos, Baterno y Tamurejo.




lunes, 17 de septiembre de 2012

PELICULA RELIGIOSA

LA FE

Año 1947
Uno de los títulos más conocidos –y polémicos– de nuestra cinematografía.
Rafael Gil y Antonio Abad Ojuel escribieron la adaptación de la obra “La fe”, de Armando Palacio Valdés.

En ella, el padre Luis es un hombre de fe que cumple con su oficio en el pueblo de Peñascosa. Allí conoce a una bella joven llamada Marta, que parece bastante interesada en cuestiones religiosas, tanto es así que convence a Luis que la acompañe a un convento para ingresar como monja de clausura. Durante el camino paran en una posada y allí es donde Luis deberá poner a prueba su fe.

Excelente interpretación del cuadro femenino de la cinta, Amparo Rivelles y Camino Garrigó, ambas consideradas mejores actrices principales y de reparto, respectivamente, por el Círculo de Escritores Cinematográficos. Mejor película del año para el Sindicato Nacional del Espectáculo.

HARISSA III



Uno de los eventos más importantes del Santuario fue la celebración del jubileo por el 50º aniversario de su construcción, en 1954, que también fue el centenario del dogma de la Inmaculada Concepción.

 Durante esta celebración, el Papa Pío XII envió al Líbano a su representante, el Cardenal Ángelo Roncalli, quien luego sería elegido Papa bajo el nombre de Juan XXIII.

Desde este jubileo histórico, ha habido un aumento anual de visitantes del Santuario, especialmente en mayo, el mes de la Virgen.
Se planteó entonces el problema de la insuficiencia de espacio para albergar a tantos peregrinos.
 Los administradores recurrieron entonces a una solución contemporánea: erigieron una carpa hecha de plástico, madera y zinc en la plaza del Santuario, donde se llevaban a cabo todas las ceremonias religiosas durante el mes de la Virgen.

 Al mismo tiempo, pusieron su vista en las tierras aledañas y compraron una parcela de terreno lo suficientemente grande para construir una Basílica que pudiera contener a miles de personas.

BASILICA DE NUESTRA SEÑORA DEL LIBANO



La piedra fundamental de la Basílica fue instalada por el Patriarca Paul Meouchy el 15 de agosto de 1970, después de optar por un plano diseñado por el arquitecto Fouad El-Khoury.
 Asistieron a la ceremonia el Presidente de la República, el Primer Ministro y el Nuncio Apostólico, así como gran número de ministros, legisladores, figuras destacadas y público en general.

La Asociación de Misioneros Maronitas Libaneses, a cargo de la administración del Santuario, junto con la comisión directiva, supervisó los trabajos. ´Éstos tuvieron lugar durante la presidencia general del Padre Sassine Zaidan, seguida en 1971 por la de su sucesor, Padre Joseph Endary.

Lo más destacado es su forma sinusoidad, aunque también se caracteriza por su gra tamaño y por poseer un gran ventanal acristalado.



La Basílica fue edificada con la participación de fieles libaneses y de otras nacionalidades
. Desde 1990, empezaron a tener lugar grandes celebraciones.
 Caben en ella unos cuatro mil fieles sentados, que pueden admirar la estatua de la Virgen detrás de un vidrio de 20 metros, con 42 metros de alto.

 
El edificio se elevó en lo alto de la colina como testimonio de la fe y la devoción y para cumplir con el anhelo común de quienes están cerca, y de quienes están lejos por mucho tiempo.



El Santuario de la Virgen Patrona del Líbano es una prueba evidente de la devoción por María, que está muy arraigada a través de la historia. Ha sido construido cerca de la cima de la montaña como monumento religioso nacional y perpetuo. 62 metros.